martes, 17 de febrero de 2015

Claves para diferenciar dinero negro de blanqueo de capitales

¿Qué diferencia existe entre que un contribuyente tenga dinero negro a que haya cometido blanqueo de capitales? Aquí las claves de la cuestión:

¿Qué es el blanqueo de capitales?

El blanqueo de capitales (también conocido como lavado de dinero o lavado de capitales) son mecanismos o procedimientos orientados a legalizar bienes o activos de origen delictivo.

¿Qué es el dinero negro?

El dinero negro es dinero opaco al fisco. Puede ser de dos tipos; dinero negro procedente de actividades delictivas (tráfico de drogas, contrabando de armas, prostitución, extorsión, trabajo ilegal y, últimamente, terrorismo...); y dinero negro oculto a Hacienda, que no ha sido declarado, generalmente para eludir el pago de impuestos. Ese dinero negro puede proceder de actividades económicas lícitas.

¿Qué efecto tiene una regularización fiscal?

Una regularización fiscal tiene el objetivo de aflorar dinero para incrementar los ingresos del Estado. Pero la ley no puede respaldar la legalización de dinero obtenido de manera ilegal.

¿Cuáles son los mecanismos para blanquear dinero?

El objetivo del dueño de dinero procedente de actividades ilegales es que ese dinero pase a ser legal, que tribute y figure oficialmente como resultado de una actividad lícita. El denominado blanqueo de dinero pretende el ingreso en el sistema financiero sin llamar la atención. Los grandes capitales utilizan los fondos de inversión, depósitos estructurados y empresas legales para aflorar progresivamente el dinero hacia cuentas regularizadas. Las transacciones se hacen en paquetes más pequeños, ingresos pequeños, transferencias procedentes de compras canceladas, viajes no realizados, etcétera.

¿Cómo se convierte el dinero negro en dinero legal?

Además de mediante una amnistía fiscal, el dinero negro tiene mecanismos complejos que llevan a su aparente legalización. El blanqueo de dinero suele implicar operaciones financieras reiteradas, transacciones y movimientos entre múltiples cuentas que complica el rastreo documental. Al final de esos movimientos puede existir, por ejemplo, una compra-venta de activos de alto precio cuya transacción supone al final un ingreso importante de dinero ya lavado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario